Escuela de Doctorado - UAH - Tesis de la UAH - Tesis defendidas
Foto1

ACTIVACIÓN Y FUNCIÓN COOPERADORA DEL LINFOCITO T EN LA INMUNODEFICIENCIA VARIABLE COMÚN.

Autor: Pons de Ves, Jaime

Departamento: Medicina

Director: Ferrer Balaguer, Juana María

Fecha de la lectura: 19/12/2011

Calificación: Sobresaliente Cum Laude

Programa: Medicina Clinica (RD 778/1998)

Tiene mención de Doctorado Europeo: No

Resumen: INMUNODEFICIENCIAS PRIMARIAS. Las inmunodeficiencias primarias son un grupo de enfermedades causadas por alteraciones congénitas que afectan a alguno de los componentes que participan en el mantenimiento de la respuesta inmune. Este grupo de enfermedades se caracteriza, principalmente, por una inusual susceptibilidad del organismo a padecer infecciones frente a hongos, protozoos, bacterias o virus. En ocasiones la alteración o déficit inmunológico va asociado, con mayor frecuencia de lo habitual, a la aparición de procesos autoinmunes y neoplásicos. El defecto molecular no se conoce en muchas inmunodeficiencias primarias, sin embargo, el conocimiento del sistema inmune está permitiendo el conocimiento a nivel molecular de muchas de las alteraciones que originan algunas de las inmunodeficiencias primarias cuya etiología se desconocía hasta hace poco tiempo. Por otra parte, la propia naturaleza, con la creación de verdaderos ¿knock outs¿ humanos de genes que codifican para proteínas necesarias para el correcto funcionamiento del sistema inmune, ha permitido mejorar el conocimiento de la funcionalidad de aspectos del sistema inmune hasta la fecha desconocidos. Además, la estandarización de gran cantidad de técnicas de biología celular y molecular son herramientas que están facilitando el diagnóstico y la caracterización de la mayoría de estasinmunodeficiencias hasta hace poco desconocidas y difíciles de diagnosticar. Las inmunodeficiencias primarias se clasifican según el comité de expertos de la unión internacional de sociedades de inmunología (IUIS) en diferentes grupos atendiendo al componente del sistema inmune afecto. Existen siguiendo la última clasificación del diferentes grupos de inmunodeficiencias congénitas: Inmunodeficiencias combinadas;Inmunodeficiencias predominantemente de anticuerpos; Otros síndromes de inmunodeficiencia bien definidos; Deficiencias del complemento; Defectos congénitos de la función y/o número de fagocitos. La inmunodeficiencia común variable (CVID) se encuentra dentro del grupo de deficiencias predominantemente de anticuerpos. En este grupo de inmunodeficiencias primarias además de la CVID se encuentran otras entidades en las que la alteración del sistema inmune afecta preferentemente a la producción de inmunoglobulinas: Agammaglobulinemia ligada al cromosoma X. Agammaglobulinemia autosómica recesiva.Deleciones en el gen de la cadena pesada de las inmunoglobulinas. Mutaciones en la cadena kappa.Deficiencia selectiva de subclases de IgG o de subclases de inmunoglobulina A. Deficiencia de anticuerpos con número normal o elevado de inmunoglobulinas.Inmunodeficiencia común variable. Hipogammaglobulinemia transitoria de la infancia Deficiencia por mutación en el gen de la deaminasa inducida por histidina. INMUNODEFICIENCIA COMÚN VARIABLE. La CVID es una inmunodeficiencia primaria caracterizada por hipogammaglobulinemia y deficiencia en la producción de anticuerpos específicos. El déficit cuantitativo y/o cualitativo de anticuerpos confiere a estos pacientes una mayor susceptibilidad a las infecciones bacterianas recurrentes, principalmente de los tractos respiratorio y gastrointestinal. Aunque es uno de los déficits inmunológicos primarios o congénitos de mayor prevalencia el diagnóstico de la misma suele retrasarse hasta la segunda o tercera décadas de la vida. El defecto que caracteriza a la enfermedad es la infección bacteriana secundaria a una alteración en la diferenciación del linfocito B y al consiguiente déficit de anticuerpos, sin embargo, el origen de la misma permanece todavía desconocido. Se han postulado, por una parte, defectos en la diferenciación terminal del propio linfocito B y, por otra, alteraciones en la cooperación entre las células T y las B. El hecho de que se hayan encontrado diferentes alteraciones en los linfocitos B y T de estos pacientes junto a la heterogeneidad que presenta la enfermedad podría hacer pensar que dentro de la CVID estén englobadas varias entidades.