Escuela de Doctorado - UAH
Foto1

Presentación

Durante décadas, y por razones históricas y culturales obvias, el estudio universitario en nuestro país de los pueblos de Norteamérica se había limitado a la República de los Estados Unidos de México, quedando el conocimiento de los otros dos, Estados Unidos y el Dominio del Canadá, en el más profundo de los olvidos. Incluso entre los jóvenes departamentos de Filologías Anglogermánicas la preponderancia de los estudios ingleses estaba dirigida hacia el Reino Unido, y no hacia los Estados Unidos, Irlanda u otros países de habla inglesa. No sería hasta bien entrada la década de los años 60 del pasado siglo que se defendieron las primeras tesis doctorales relacionas (siempre desde una óptica literaria) con los Estados Unidos. Con el ascenso de la democracia en España y gracias a una mejor relación bilateral con los Estados Unidos, un mayor número de estudiosos españoles de las más diversas áreas de conocimiento dedicaron sus disertaciones a este país. Y, ya a finales de los 80 y a lo largo de los 90, quizás nuevamente más desde los departamentos de Filología Inglesa o Anglogermánica, se incrementó el interés universitario por todo lo concerniente a Canadá.

 

En su segunda época como institución universitaria, la Universidad de Alcalá se convirtió en pionera del estudio de los países norteamericanos. Así, desde el rectorado, con el rector Dr. D. Manuel Gala a la cabeza, como desde el Vicerrectorado de Estudios Propios, dirigido por el Dr. D. José Bláquez, y gracias al tesón de varios profesores de esta Universidad, como el Dr. D. Ángel Berenguer y el Dr. D. José Morilla, se creó el caldo de cultivo para el establecimiento de un centro específicamente destinado al estudio de esos tres países. En 1986 y por acuerdo de la Junta de Gobierno de la Universidad de Alcalá, se crea el Centro de Estudios Norteamericanos de la Universidad de Alcalá (CENUA), con el claro objetivo de promover el intercambio cultural e investigador entre la Universidad de Alcalá y diversas instituciones universitarias norteamericanas. Nace de esta manera, el único centro universitario especializado en cuestiones norteamericanas de España, y uno de los primeros centros europeos dedicados a este tema.

 

Con el tiempo, el CENUA se transformará en el INSTITUTO UNIVERSITARIO DE INVESTIGACIÓN EN ESTUDIOS NORTEAMERICANOS DE LA UNIVERSIDAD DE ALCALÁ BENJAMIN FRANKLIN (IF), siendo el primer instituto universitario de investigación de la Universidad de Alcalá, y el único dedicado a la investigación multidisciplinar e interdisciplinar de EEUU, México y Canadá que existe en España. Junto a la investigación, la otra piedra angular, fomentada desde la dirección y el consejo del centro, fue la docencia, teniendo como objetivo la formación de expertos en cuestiones norteamericanas. Desde 1987, y tras su aprobación en la Comisión de Estudios Propios así como en Junta de Gobierno de la Universidad de Alcalá, el CENUA ofreció el programa de Máster Propio en Estudios Norteamericanos, centrado en estos tres países, pero que, paulatinamente, se fue especializando en temas estadounidenses. El creciente papel jugado por los Estados Unidos en el plano mundial y las cambiantes relaciones internacionales hicieron esencial en nuestro país ese programa que, a diferencia de otros, ofrecía una visión multidisciplinar e interdisciplinar de la materia. Gracias al Máster Propio en Estudios Norteamericanos, el CENUA se convirtió (proceso continuado desde su transformación en Instituto Universitario) en el referente en España para temas norteamericanos.

 

El Máster Propio en Estudios Norteamericanos se impartió ininterrumpidamente desde 1987, contando con una participación en sus cursos o seminarios de más de 175 alumnos. Los discentes que pasaron por las aulas del antiguo CENUA recibieron una formación completa y equilibrada, interdisciplinar y multidisciplinar sobre todo lo concerniente a Canadá, México y, especialmente, Estados Unidos. Ya desde los primeros años del Máster se pudo observar que los alumnos tenían una inconfundible predilección por los temas estadounidenses, máxime tras la caída del muro y la conversión de EEUU en potencia mundial hegemónica. Es por esto que el Máster propio ofrecido por el CENUA se inclinó gradualmente hacia el estudio de los Estados Unidos de América –sin que ello supusiera el abandono total del estudio de Canadá y México. Instruidos en una visión interdisciplinar de la materia, los alumnos del Máster propio se convirtieron en verdaderos expertos en temas estadounidenses (adquiriendo, a su vez, una ingente erudición sobre temas canadienses y mexicanos).  Este conocimiento obtenido durante su estancia en el CENUA permitió que nuestros alumnos pudieran competir en el mercado laboral privado y público. Nos consta, por ejemplo, que alumnos del extinto Máster propio son hoy profesores titulares de universidad de distintos departamentos (dado el carácter intrínsecamente multidisciplinar del programa), o trabajan o han trabajado como Associate Professors en universidades estadounidenses (como la Florida International University o la Bowling Green University). Además, aquellos alumnos que se decantaron por la empresa privada ocupan hoy puestos de diversa responsabilidad en empresas españolas con intereses en EEUU o empresas estadounidenses con intereses en España. Este abanico de oportunidades laborales ha sido posible gracias a la interdisclinariedad y estructura propia de los estudios.

 

Dada la demanda de alumnos interesados en el Máster Propio en Estudios Norteamericanos, al incremento cuantitativo y cualitativo de las investigaciones desarrolladas por y desde el Centro de Estudios Norteamericanos, y la necesidad de continuar con su dinámica de evolución propia dentro de la universidad, se solicitó desde el consejo de este organismo, dirigido por el Dr. D. Saturnino Aguado, la conversión del CENUA en instituto universitario de investigación.

 

En el año 2000, el Consejo de Gobierno de la Universidad acordó hacer suya y elevar a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, la constitución del Instituto Univeritario de Investigación en Estudios Norteamericanos de la Universidad de Alcalá. En 2001, el pleno de la Asamblea de Madrid ratificó la transformación del Centro en Instituto, apareciendo tal circunstancia publicada en el 2001 en el BOCAM. A partir del 20 de mayo de 2009 el Instituto incluyó en su nombre la denominación de Benjamin Franklin y se le comenzó a conocer como Instituto Franklin (BOCM 2317/2009).

 

Dada la naturaleza que los Estatutos de la Universidad confiere a los Institutos Universitarios, se reconoce que éstos tienen como función primordial la investigación, la docencia de tercer ciclo y el desarrollo de programas de doctorado.

 

Ante los antecedentes que el programa del Máster propio tuvo en su día para el CENUA, el Consejo del IF, presidido por el Dr. D. José Antonio Gurpegui, en su reunión de diciembre de 2003 decidió, por unanimidad, solicitar la aprobación por la Comisión de Doctorado y, posteriormente, por el Consejo de Gobierno de la UAH, del programa de doctorado ofertado por el Instituto con el nombre de: Estudio Interdisciplinar de los Estados Unidos de Ámerica (Interdisciplinary US Studies). Programa que fue aceptado y que comenzó ese año con notable éxito de participación estudiantil.

 

Varias son las razones que justificaban la necesidad del programa y que impulsaron al Consejo del IF a solicitar su implantación. En primer lugar el hecho de contar desde hace casi veinte años con una línea de investigación y docencia sólida y homogénea como es todo lo concerniente a los Estados Unidos de América. Los antecedentes expuestos anteriormente dan constancia de esta aserción, tanto por el número de cursos y seminarios impartidos, por la cantidad de Congresos y Jornadas celebradas, por el número de expertos de recocido prestigio que han pasado y continúan pasando por las aulas del IF, como por el número de alumnos graduados y las expectativas laborales alcanzadas por éstos.

 

En segundo lugar, destacar la oportunidad única que significaba impartir un programa de doctorado señero en la universidad española. Una aproximación interdisciplinar a los EEUU no tenía cabida en otras órganos universitarios, como podrían ser los departamentos, mucho más limitados por líneas de investigación demasiado desiguales, diversas y, en gran medida, dispersas. La unidad temática que presentaba el programa de doctorado del IF, los estudios estadounidenses, no estaban, sin embargo, limitados por esas constricciones departamentales. Muy al contrario, dado su carácter multidisciplinar con aproximaciones filosóficas, sociales, culturales, políticas, literarias, históricas, económicas, y geográficas y medioambientales, el programa poseía un sentido de unidad y a la vez de heterogeneidad en su estudio de los EEUU, impropio de gran parte de los tradicionales departamentos universitarios.

 

En tercer lugar, el tema del programa nos vinculaba de forma directa con el análisis global, riguroso y de distintas aproximaciones a la sociedad que, en estos momentos, más influencia ejerce (en todas y cada una de las aproximaciones antes señaladas) sobre el resto del mundo. Las cada día más importantes y estrechas relaciones entre los EEUU y España convertían a la unidad temática del programa de doctorado del IF en, lo que creemos, la necesidad de formación de doctorandos en un programa de calidad. Nuestro país necesitaba expertos en temas estadounidenses cuyo conocimiento se apoyase en una visión panorámica de la realidad americana, haciéndolos mucho más competitivos. El aumento de la demanda de especialistas en esta materia por parte del mercado laboral convirtió al IF en institución pionera en este proceso de formación de expertos. Una formación sólida y a la vez heterogénea que abría un abanico enorme de posibilidades (laborales y personales) a nuestros doctores.

 

Por último, señalar la capacidad formativa del equipo que componía (y que sigue componiendo) el programa de doctorado y que demostraba la interdisciplinariedad del mismo. El grupo de profesores que estaba compuesto por expertos en economía, historia, política, estudios culturales, literatura, sociolingüística, derecho medioambiental, crítica de cine, American Studies, y metodología. Todos ellos eran profesores doctores, catedráticos o titulares de universidad, de reconocido prestigio en sus áreas de conocimiento y todos tenían en común su interés docente e investigador, desde cada una de sus disciplinas, por los Estados Unidos de América. Como se mencionaba en el párrafo anterior, gracias a la multidisciplinariedad y la interdisciplinariedad del programa, los alumnos de doctorado podían beneficiarse de una visión extensa y detallada de distintas áreas del saber vinculadas a los Estados Unidos. El alcance de un conocimiento interdisciplinar era, sin lugar a dudas, el objetivo más importante que se trazó en la elaboración del programa de doctorado del IF. Con la aprobación del Real Decreto RD 56/2005, en el que se adaptaban los Programas Oficiales de Posgrado al EEES, la estructura del Programa de Doctorado del IF se acomodó a dicho decreto. Sin embargo, el RD fue derogado por el siguiente RD y en la actualidad también se encuentra en extinción hasta el 2015.

 

Finalmente, el Programa Oficial de Posgrado en Estudios Norteamericanos se ajustó al Real Decreto 1393/2007, que es el último marco legal que adapta los estudios de posgrado al EEES. En este Plan se separaba el periodo formativo del periodo investigador, por lo que los másteres se independizaban del doctorado y pasan a llamarse Másteres Universitarios. En esa división, se crea el Máster Universitario en Estudios Norteamericanos que consiste en un periodo formativo de 60 créditos ECTS. El Máster consta de dos especialidades, una en CC Sociales y Jurídicas, y otra en Humanidades. Los objetivos de este Máster concuerdan con los especificado en el Marco Español de Cualificaciones para la Educación Superior (MECES) y garantiza la adquisición de las competencias básicas exigibles para otorgar un título de Máster, de acuerdo con el artículo 3.3 del Anexo I del R.D. 1393/2007.

Al mismo tiempo, se establecía mediante el RD un periodo de investigación consistente en la elaboración de una Tesis Doctoral. Durante este periodo los alumnos se encuentran en tutela académica, lo que les permite la utilización de los recursos necesarios para el desarrollo de su investigación y la plenitud de derechos previstos para los estudiantes de Doctorado. En nuestro caso se estableció el Programa de Doctorado en Estudios Norteamericanos que recogía las premisas investigadoras ya establecidas en los programas de doctorado anteriores y quedará adscrito a la futura Escuela de Doctorado que se cree en la institución.

La intención de los coordinadores del Programa de Doctorado, y también de los miembros del Consejo del Instituto Franklin es que el programa entre dentro de la estrategia I+D+i de la Universidad de Alcalá vinculándose, por ejemplo, al “Campus de Excelencia Internacional” mediante la financiación de proyectos sobre la utilización y desarrollo de la bioenergía e infraestructuras inteligentes en Estados Unidos y su aplicación en España. Es decir, nuestro centro y nuestro Programa de Doctorado pretende estar a la vanguardia de todas aquellas investigaciones que puedan establecer puentes entre Estados Unidos y España –representados, en este caso, por la Universidad de Alcalá y el Instituto Franklin.

Este programa está integrado dentro de la Escuela de Doctorado de la Universidad de Alcalá, creada por Orden 1375/2012, de 29 de octubre, (BOCM 10-11-2012) para la organización y gestión de los estudios de doctorado de la Universidad, de las actividades inherentes a la formación y desarrollo de los doctorandos, y demás actividades coherentes con la estrategia de investigación e innovación de la Universidad.

Datos básicos

Coordinador: José Antonio Gurpegui.
Coordinadora adjunta: Carmen Flys

Título: Doctor por la Universidad de Alcalá

Nº de plazas: 15

Precios

Becas